La abuela de chocolate

Victoria era una ancianita que vivía únicamente con su nieto de 15 años, debido a que los padres del niño habían muerto en un accidente 10 años antes. Ella quería mucho a su nieto y lo consentía demasiado, pero en cambio él por alguna razón le tenía fastidio y le hacía diferentes travesuras.

Un día al llegar de la escuela el nieto decidió jugarle una broma, la cual consistía en que cuando ella se encontrara durmiendo la cubriría completamente de chocolate y la sacarla al bosque para que los animales empezaran a lamerla.

Así que el realizo la broma y se quedó escondido en un árbol observando como los animales empezaban a lamer a su abuela, pero de repente llego un grupo de abejas y osos, las abejas empezaron a chuzarla y los osos a rasguñarla y luego a comérsela.

La abuela de chocolate

El joven asustado se fue a casa y aunque no le dio mucha importancia, hasta se alegró un poco de que ya no estuviera allí para fastidiarle, pero al anochecer se le apareció su abuela cubierta completamente de chocolate y lo arrastro de los pies hasta que la espalda le sangrara y luego se desvaneció.

Desde ese día cuenta la leyenda que una anciana cubierta de chocolate se les aparece a todas las personas que traten mal a su abuela y los arrastra hasta que la espalda les sangre.

Regulaciones para el funcionamiento del RFC de público en general

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público fijo las bases para que el SAT comenzara con las distintas metodologías que permitieran la creación de facturas en formato digital, ya que tanto las organizaciones como los profesionales que trabajan por su cuenta, tendrán que expedírselas a sus clientes.

Lo que no sabes es que algunas de estas personas que reciban los productos o servicios que hayan adquirido, tal vez no estén inscritas en el fisco y por tanto aún no cuenten con su RFC con homoclave personal.

Eso quiere decir que la única alternativa que queda disponible es el uso del RFC para público en general. Hasta donde sabemos, no existe un período específico en el que este tipo de documentación debe ser entregada. Por ejemplo, hay quienes elaborarán estos comprobantes a diario, cada 30 días, bimestralmente etc.

No debemos dejar de tomar en consideración que estas facturas les ayudarán al final del año tanto a las compañías como a los profesionistas independientes a completar declaraciones y por tanto mantener su Registro Federal de Contribuyentes sin cambios.

¿En qué escenarios podemos toparnos con el RFC de público en general?

No se necesita ser un experto en el tema de contabilidad a saber que muchas de las notas que expiden las microempresas las imprimen en original y copia. El primer documento sólo queda el dueño del establecimiento, ya que éste debe ser entregado inmediatamente al departamento de contabilidad para que a su vez se ha anexado al balance general de la compañía.

Regulaciones para el funcionamiento del RFC de público en general

El segundo, es decir la copia, se la quedará el cliente para que en caso de existir alguna anomalía, pueda exigir la entrada en vigor de su garantía. Un elemento que no puede faltar en las facturas electrónicas es el número de folio, ya que sin este, “hacienda” no podrá realizar y calcular el RFC de manera adecuada.

Otra situación en la que se usa esta clase de código genérico es en el instante en el que una empresa es auditada.

Las travesuras tienen un precio

El día 3 de cada mes José siempre se reunía con unos amigos de la universidad a realizar alguna travesura en el vecindario, siempre lograban salirse con su cometido y llevaban así más de 1 año hasta aquel día…

Eran las 10 de la noche del día 3 de julio del 2014 y José junto a sus 2 amigos decidieron colarse en el cementerio para realizar algo que siempre les había llamado la atención. Él y sus amigos se dispusieron a cambiar de lugares las lapidas de diferentes tumbas, para que cuando los familiares o amigos del muerto fueran a visitarlo quedaran completamente desubicados.

José junto a su grupo movieron más de 40 lapidas, pero uno de ellos le dijo que sería mejor cambiarlas por unas que se encontraban muy lejos, así que se separaron para agilizar.

Ya era media noche y José se encontraba solo y tranquilamente llevando una lápida, cuando en el piso ve una que tenía el nombre de uno de sus amigos, se detiene y grita los nombres de sus amigos para que vinieran a donde él estaba.

Llega uno de sus amigos pero no el que tiene el nombre en la lápida, muy asustados deciden buscar a su amigo, pero después de no encontrarlo se separan para facilitar su búsqueda. José ve otra lapida que le llama la atención y esta tenía el nombre de su otro amigo, empieza a gritar desesperadamente su nombre, pero no le contesta.

Él se pone en huida del cementerio y tropieza con una lápida, al caer ve que esa dice su nombre y se le aparece un viejo con un sombrero negro y le susurra al oído «bienvenido».

Los padres, amigos y gente cercana buscaron a los 3 jóvenes pero no encontraron pista alguna, días después en el cementerio alguien reporto las tumbas con los nombre de los 3 jóvenes, las abrieron y únicamente encontraron sus vestimentas.

Las Entidades Financieras exigen verificar el RFC de sus clientes

De acuerdo a las reformas fiscales que se llevaron a cabo en el SAT el año pasado, los contribuyentes (particulares o empresas) que posean una cuenta en cualquiera de las instituciones bancarias de México, tendrán que proporcionar los datos completos que aparecen en su Registro Federal de Contribuyentes. Esto por supuesto incluye, la dirección del domicilio fiscal que tengan dado de alta.

Por tal razón, a los bancos se les encomendará la labor de verificar el RFC de sus clientes, a fin de comprobar que los datos que se tienen almacenados en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, sean los mismos que se hayan almacenado en la base de datos concerniente a la clientela del banco.

Lógicamente, si a lo largo de este procedimiento se llegará a detectar qué falta algún dato relevante o que éste ha sido modificado mediante un aviso de RFC, el banco deberá cambiar la información que aparece en los estados de cuenta.

Casos especiales en las que las instituciones bancarias pedirán la intervención del SAT

– Cuando la clave del contribuyente no tenga homoclave o bien ésta se encuentre incompleta (hay que recordar que la conforman tres caracteres).

– En el momento en que el RFC del titular de la cuenta verificada, sea totalmente distinto al que posee el Servicio de Administración Tributaria. En este sentido, deberá pasar el plazo que marca la ley en materia fiscal.

Las Entidades Financieras exigen verificar el RFC de sus clientes

Finalmente, la asociación de bancos de México, del mismo modo que sus afiliados y asociados te invitan a que visites tu sucursal más cercana, para que puedas plantearle tus cuestionamientos al personal especializado en este tema.

El tener un mejor control al momento de solicitar el RFC de los particulares y de las compañías, ayuda a que el Gobierno Federal controle de una forma más eficiente los programas encaminados a mejorar el bienestar que a su vez funcionan gracias al pago oportuno de impuestos.