Leyenda corta real de los muertos en el cementerio

Leyenda corta real de los muertos en el cementerio

Pocas narraciones de terror, me transportan al lugar de la historia que se está contando, bueno esta es de las leyendas cortas de terror, con la que me paso, son de esas que te erizan la piel, tan solo de escucharla, y de pensar estar en la situación del principal personaje de la historia, con lo que leyendas como estas, son las que, cumplen con el cometido de transmitir todo lo que el escritor, está escribiendo.

Esto sucedió, en el año de 1995, en Aguascalientes, Ags. Una provincia muy tranquila, en la cual existe uno de los panteones más antiguos, de la república mexicana, ahí trabajaban varias personas, una de ellas, es el principal actor de esta leyenda corta de terror real, Casimiro López, era una persona que siempre estaba en su trabajo, era de los que habría las tumbas y las criptas, nadie tenía una queja de él, tenía trabajando apenas algunos meses, casi para cumplir el año, y por lo mismo seguía ahí, era una persona en la cual se podía confiar plenamente, pero tenía un defecto, que era el alcohol, siempre llevaba su ánfora de licor y al terminar su jornada, se ponía a beber.

Sus compañeros de trabajo, siempre le reclamaron, que no lo hiciera dentro del panteón, ya que era una falta de respeto, para todos los difuntos, pero Casimiro, nunca entendió, ese día, el trabajo estuvo difícil, muchos muertos que enterrar, y se juntaron varios trabajadores para terminar todo el trabajo pendiente, al platicar, fue entonces que saco su ánfora, llena de un licor barato, y por el exceso de trabajo del día, cayo rendido, dormido en una de las tumbas del lugar.

Sus compañeros, al ver que el día se nublaba, no les quedo otra que meterlo en una de las criptas, del lugar, pensando que en algunas horas se levantaría solo, y se iría a su hogar, pero eso no fue así, el trabajador se levantó a eso de las 3 AM, y solo fue por el andar de todas las personas fuera de la cripta, se asustó demasiado, pensó que era una de esas festividades del día de muertos, pero para eso aún faltaban días, que era entonces, todas esas personas afuera del panteón, quiso salir, pero se dio cuenta, que la aldaba se había puesto al querer abrir la cripta, fue entonces cuando vio claramente, la cara de una de las tantas personas que deambulaban por el panteón, se quiso morir de miedo, eran personas muertas, y él estaba ahí, de repente, el ataúd de la cripta en donde estaba, se empezó a mover, se subió arriba de él, para no permitir la salida, de lo que fuera estuviera ahí, el ruido llamo la atención de todos los muertos que andaban en el panteón, y quisieron entrar en la cripta, pero no sabían abrir el picaporte de la reja, Casimiro, no sabía qué hacer, empezó a rezar, y a prometer no volver a tomar, y menos en un lugar sacrosanto.

Fue así como todo se calmó, y el trabajador, cayo desmayado, al otro día, sus compañeros de trabajo, le abrieron la cripta, y lo sacaron, preguntando por que no se había retirado del lugar, fue cuando les dijo que estaba cerrado por fuera, Casimiro, les conto, que había tenido unas pesadillas espantosas, en donde todos los muertos, se querían meter, y fue en donde vieron en la tierra, todas las huellas de todas las personas que habían estado ahí, cuando supieron que todo lo que conto el trabajador, en realidad había pasado, pero que los rezos y la promesa de no faltar el respeto a los difuntos, lo que los calmo.

Deja un comentario