Historias de terror la casa al final de la calle

Historias de terror la casa al final de la calle

Recuerdo bien todas esas historias de terror horrendas que mi abuela me contaba, cuando era tan solo un crio, pero una de ellas me marco considerablemente y es la que les contare en esta ocasión, eran tantas las historias que nos contaba, pero una en particular, cuando la contaba, los ojos de mi abuela se le querían salir, tan solo de recordar, por lo que había pasado, las lágrimas amenazaban con salir, ya que el recuerdo de lo vivido por mi amada abuela era muy fuerte.

Cuenta ella (mi abuela) que la casa estaba siempre sola, y que ella junto con una de sus mejores amigas, caminaban por todas las casas, buscando vender limonada que hacían, en la casa de una de ellas, pero tenían prohibido llegar a la casa al final de la calle, y nunca le dijeron el porqué, ellas como niñas que eran, no vieron mal, el ir a preguntar si querían limonada, pero al llegar, la amiga de mi abuela, se resbalo y cayo a lo que parecía ser un sótano, incapaz de sacarla, fue por ayuda, pero a su amiga nunca la encontraron, en esos 10 minutos que tardo en ir a avisar.

Al tiempo, en la casa de mi abuela, se le apareció su amiga, invitándola a salir, desde la ventana del segundo piso, le decía, que quería jugar con ella, en la casa al final de la calle, con lo que mi abuela, confirmo que su amiga ya no era lo que antes era.

Justo paso eso y mi abuela con toda su familia se mudaron de ciudad y nunca más volvió a ver a lo que fue de su amiga, pero siempre pensó que se volvió un vampiro.

Deja un comentario