ONU confía en que intercambio de prisioneros en Yemen impulse la paz

290

Ammán, 5 Feb.- El enviado de las Naciones Unidas (ONU) para Yemen, Martin Griffiths, expresó hoy aquí su confianza en que un acuerdo sobre el intercambio de prisioneros pueda impulsar el proceso de paz, al inicio de la segunda ronda de conversaciones entre los rebeldes y el gobierno yemenita.

“La rápida implementación de un acuerdo de intercambio de prisioneros ayudaría a avanzar en los esfuerzos para lograr una solución política a la guerra de casi cuatro años”, afirmó Griffiths al inicio de las conversaciones de tres días en Jordania, según reporte del sitio Arab News.

El enviado del secretario de general de la ONU, Antono Guterres, confió en que la lista con los nombres de miles de prisioneros beneficiados con el intercambio se complete al final de las pláticas entre representantes del gobierno del presidente Abd Rabbah Mansur Hadi y el Movimiento Al Houthi.

“Lograr la lista sentará las bases para el siguiente paso, que será ver cómo se produce esa liberación, y con ello avanzar el proceso a la paz”, subrayó Griffiths a los delegados del gobierno de Hadi, respaldado por Arabia Saudita y sus adversarios, respaldados por Irán.

El intercambio de prisiones fue alcanzado, junto un alto el fuego en el puerto de Hodeidah, en una reunión en Suecia en diciembre pasado, cuando las dos partes se reunieron por primera, vez tras varios intentos fallidos de la ONU para impulsar el diálogo y poner fin a la guerra.

La República de Yemen ha permanecido en guerra desde septiembre de 2014, cuando las tropas rebeldes tomaron el control de la sede del gobierno, el aeropuerto, las escuelas y varios edificios públicos de Saná, obligando al presidente Hadi a huir.

Desde el 26 de marzo de 2015, una coalición de nueve países árabes, liderada por Arabia Saudita, impulsa una ofensiva militar contra la milicia del llamado movimiento Al Houthi, en busca de restablecer al presidente Hadi en el poder y expulsar a los rebeldes, que son respaldados por fuerzas iraníes.

Según el acuerdo alcanzado el mes pasado en Suecia, las partes deben de entregar al representante del organismo mundial y al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) la lista de los prisioneros, para llegar a cabo los trámites de su liberación.

Sin embargo, ninguna de la parte ha entregado hasta este martes su listado, debido a cada lado está exigiendo la liberación de un número mayor de los presos acordados, según un funcionario de la Cruz Roja internacional.

Griffiths destacó lo importante que fue el acuerdo de intercambio para lograr avances en la resolución de un conflicto armado, que ha causado la muerte de decenas de miles de yemenitas, principalmente civiles, y provocado una severa hambruna, que afecta a cerca de 16 millones de personas.

“El éxito en este sentido no solo es de gran importancia para quienes serán liberados … sino también para el proceso político más amplio en el que tenemos la esperanza de que las partes resuelvan las cuestiones que los dividen y devuelvan a Yemen a la paz”, subrayó.

Pese al optimismo de Griffiths, el jefe del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Peter Maurer, dijo que la implementación del acuerdo sobre los prisioneros podría tomar semanas, además de afectar la confianza para seguir con el proceso de paz.

“La confianza no viene de un día para otro. Es un proceso difícil y sabemos que este es un trabajo en progreso”, indicó el representante del CICR.

Las conversaciones en Ammán comenzaron mientras el nuevo jefe de la misión de la ONU encargado de supervisar el alto el fuego, el mayor general danés Michael Anker Lollesgaard, llegó a la ciudad de Hodeidah para supervisar su cumplimiento, ante las denuncias de que ha sido violado varias veces por ambos bandos.