Planetario Tuxtla celebra 100 años de Unión Astronómica Internacional

78

Tuxtla Gutiérrez, 11 Ene.- El Instituto de Ciencia, Tecnología e Innovación (ICTI), encabezado por Helmer Ferras Coutiño, se unió a la conmemoración del primer centenario de la fundación de la Unión Astronómica Internacional (IAU, por sus siglas en inglés), que en Chiapas tiene como escenario el Planetario Tuxtla “Jaime Sabines”.

En un comunicado, Ferras Coutiño destacó que el ICTI se sumó a este esfuerzo internacional con el lema “Juntos bajo un cielo”, para contribuir a la divulgación científica en un espacio donde especialistas en el tema de la astronomía puedan compartir sus experiencias al público aficionado.

Señaló que el ICTI, a través del Museo Chiapas de Ciencia y Tecnología (Much), y el Club Astronómico de Divulgación Científica “Jatamatzá”, conjuntaron esfuerzos para que durante cuatro días se lleven a cabo conferencias magistrales, actividades y proyecciones astronómicas y recorridos guiados en el Planetario Tuxtla.

En ese sentido, el funcionario estatal felicitó a estudiantes de la Secundaria “Belisario Domínguez”, del municipio de Jiquipilas y de la Facultad de Físicos Matemáticos de la Unach, por participar en este tipo de eventos que fortalecen sus conocimientos y generan vocaciones científicas.

La conmemoración del primer centenario de la fundación de la Unión Astronómica Internacional se realizará con actividades consecutivas de astronomía en 95 países, no sólo con observaciones estelares, sino también con más de mil eventos distintos, dando importancia de la astronomía como herramienta y no únicamente como una ciencia.

En la entidad, las actividades iniciaron con la conferencia “Próxima estación: Marte”, de Óscar Alejandro Cruz Toalá, administrador del Club Astronómico de Divulgación de la Ciencia “Jatamatza”.

Para este viernes 11 de enero se disertará la conferencia “Eclipses, tránsitos, conjunciones, ¿Qué veremos en 2019?”, a partir de las 10:00 horas.

Cabe destacar que en esta actividad se celebran los 100 años del eclipse del 29 de mayo de 1919, con el que se pudo verificar la predicción de la teoría de la relatividad general de Einstein, y, finalmente, por los 50 años de la llegada del hombre a la Luna.