Legisladores confían que regular marihuana ayude a reducir violencia

2

México, 8 Nov.- Los coordinadores de los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y Verde Ecologista de México (PVEM) en la Cámara de Diputados afirmaron que regular el uso lúdico, científico y comercial de la marihuana ayudaría a disminuir la violencia criminal y generaría recaudación de impuestos.

El líder del PRD en San Lázaro, Ricardo Gallardo Cardona, afirmó que México está en condiciones de despenalizar el uso del enervante con esos fines, porque “debemos entrar a una nueva era, ya estamos en otra época, tenemos que empezar a trabajar para que se apruebe”.

En entrevista, precisó que “esto va ayudar a que baje la delincuencia en el país, parte de ésta por el uso de la marihuana, no tanto por la droga, sino por la comercialización, por los choques entre diferentes grupos delictivos”.

Gallardo Cardona celebró que el Senado tenga iniciativas sobre el tema, “y aquí las estaremos esperando con mucho ánimo, es prioridad para nosotros, incluso está en la agenda legislativa del Partido de la Revolución Democrática”.

En su oportunidad, el coordinador del PVEM en la Cámara de Diputados, Arturo Escobar y Vega, señaló que legalizar el uso lúdico, científico y comercial de la marihuana ayudaría a reducir la inseguridad provocada por grupos del narcotráfico y generaría un mecanismo de recaudación de impuestos que actualmente no se tiene.

“Se agotó el tiempo de combatir al narcotráfico con las armas; legalizar la marihuana podría ser un mecanismo que puede ayudar a alivianar el estrés en materia de inseguridad que tenemos”, agregó en entrevista.

Subrayó que se debe dar celeridad a la discusión y eventual aprobación del dictamen que surja, “propondría que sea un debate serio, amplio, con la viabilidad de que se convierta en ley, con los mecanismos o limitantes necesarios”.

En el debate, dijo, es necesario cuidar o prever que el uso lúdico del enervante no se convierta en problema de salud pública, porque de lo contrario se tendrían impactos presupuestales enormes al buscar combatir adicciones que hoy no se tienen.

“México en materia de drogas ilegales no tiene problemas de salud pública, son problemas aislados, sin duda graves, pero no representan una gravedad importante hacia la salud pública nacional y no queremos que así sea, por eso son las limitantes y las políticas pública en materia preventiva”, precisó.