Nesh-Kala ofrece concierto con canciones prohibidas por la Inquisición

7

México, 10 Jun.- Sones, canciones, letras llenas de picardía o de apasionado amor, ritmos alegres y todo aquello que significó rebeldía frente al conservadurismo de la Iglesia Católica, se manifestó en el concierto que ofreció el grupo Nesh-Kala en el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”, de esta ciudad.

“La Música Prohibida por la Inquisición” muestra una investigación que el grupo realizó en los archivos del Fondo Documental del Tribunal del Santo Oficio de la Nueva España, custodiados por el Archivo General de la Nación, cuya musicalización y arreglos se hicieron con base en géneros tradicionales.

Bailes populares, canciones, poesía censurada por la Inquisición en la Nueva España, fue parte de lo que este cuarteto ofreció esta noche en el recinto de la calle de Donceles, en un espectáculo “irreverentemente gozoso”.

Por espacio de hora y media, la agrupación engalanó con las piezas de un periodo poco conocido en la historia de este país, y que abarcan una visión muy general de cómo era la vida cotidiana en la Nueva España.

Los textos hablan de una sociedad en la que no todo era oscurantismo y miedo a la Iglesia, sino que por el contrario, nos dejan ver el otro lado de la moneda: gente que “sin empacho” se atrevía a burlarse del sistema político y religioso establecido.

Por una gran ironía de la historia las letras, que los inquisidores trataron de desaparecer por todos los medios, quedaron fielmente conservadas por ellos mismos, gracias a la gran meticulosidad con la que realizaban su trabajo.

Aunque el tribunal de la Inquisición desapareció, sus archivos se conservan y permiten echar una breve mirada a un pasado que esperamos nunca vuelva a repetirse.

Cabe mencionar que muchos de los procesos que involucraban la persecución de delitos contra la fe y la moral cristiana incluían bailes populares cuya letra y forma de bailar contrariaban a los jerarcas de la Iglesia de aquel momento.

También existieron casos de poesía amorosa, pero que relatan un amor prohibido: el amor imposible de un fraile con una monja, inclusive hay un proceso seguido a un soneto que invitaba a independizarse de la corona española.

Para lograr el concierto, se realizó una selección muy minuciosa del material que podría ser musicalizado para conformar este interesante programa.

De acuerdo con los músicos, su trabajo estaca uno de los grandes valores del ser humano: la libertad de expresión.

Tras una breve introducción sobre la Inquisición y cómo surgió el interés de indagar en el tema, el cuarteto arrancó su participación con el tema “Cuchumbe”, pieza musical mitad nueva y mitad tradicional, perteneciente al Son Jarocho, popularizada en México a mediados del Siglo XVIII.

Enseguida se escuchó “Pan de jarabe”, un baile popular que fue denunciado en aquello época, porque en su texto menciona al Santo Cristo y a San Benito, este último, una manta que se imponía llevar a los condenados.

“Los mandamientos”, “Invitación a la Independencia” y “Jarabe”, este último, un tema del año 1795, que versa sobre el profundo y prohibido amor de un fraile con una monja, fueron otros de los temas que se escucharon.