Mauricio Magdaleno, un escritor mordaz y simbólico, asegura investigador

8

México, 15 May.- Para el investigador español Conrado J. Arranz, el trabajo del guionista Mauricio Magdaleno es más mordaz y simbólico, que las películas que se realizaron con base en sus textos, como en el caso de “Río escondido”, de Emilio “El Indio” Fernández.

En su charla “Río escondido, llanto revelado”, que organizó el INBA y la Cineteca Nacional, J. Arranz reflexionó en torno a la obra literaria del autor, contraponiéndola con la cinematográfica.

Tras la proyección del filme de 100 minutos de duración, el también ensayista habló sobre cómo las imágenes a través de la palabra construyen la trama, pero también las palabras omitidas.

En su exposición contextualizó la película, la cual tuvo su estreno en 1947 y aseguró que se trataba de la época más nutrida del quehacer de Mauricio Magdaleno, cuyas últimas novelas fueron “La tierra grande” y “Cabello de elote”.

El investigador sostuvo que la obra de este creador es muy fidedigna en la pantalla grande, aunque tienen sus detalles que por tratarse de cine suelen ser suprimidos.

De acuerdo con J. Arranz, el guion de esta película viene de su texto “El resplandor”, cuya trama se desarrolla en más de 400 páginas y tiene cierta influencia autobiográfica (pues fue maestro rural).

La cinta cuenta como por encargo del propio presidente de Mexico, la maestra rural Rosaura Salazar (Maria Félix) es enviada al pueblo de Río Escondido para encargarse de la escuela que lleva cerrada desde hace meses.

Sin embargo, debe enfrentarse al cacique Regino Sandoval, quien explota y niega el agua a los campesinos, además de que ha clausurado la escuela.

Al respecto, el investigador mencionó que a petición del mismo presidente de aquel entonces, Miguel Alemán, se tuvo que puntualizar en la entrada de la película que esta historia no estaba situada en la época de su mandato, a fin de evitar críticas.

J. Arranz mencionó que la historia pone en juego dos premisas muy importantes: la Ciudad, que representa el poder y la modernidad, y el Campo, que muestra el abandono y las desgracias ancestrales.

Además, dijo, aborda temas como la educación, la religión y la política a través de una historia aparentemente sencilla, pero con reflexiones humanas trascendentes.