Mala calidad del sueño puede generar enfermedades: especialista

4

Puebla, 20 Jun.- El dormir es una función tan importante como el respirar, en donde al momento de ser de mala calidad va incidir en la calidad de vida, no sólo en la respuesta que tenga la persona, sino en riesgo de enfermedades, aseveró María Maricela Caleco Torres, especialista de la UPAEP.

En entrevista, la experta en materia de trastornos del sueño de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), dijo que de acuerdo a un estudio, en México siete de cada 10 personas presentan algún tipo de trastorno del sueño en algún momento de su vida, que puede generar enfermedades, donde hay más de 90 relacionadas con este riesgo.

Dijo que, de “no dormir adecuadamente o que el sueño sea de mala calidad, las personas tienen el riesgo a ciertas enfermedades como es la hipertensión, trastornos metabólicos y apnea del sueño”.

María Maricela Caleco subrayó que el tener el celular en el buró al momento de dormir afecta la calidad de vida al impedir el sueño profundo, debido a que se encuentra condicionado el cerebro a que cualquier vibración o que emita una luz eso hace que el cerebro se active.

“Usamos el teléfono, computadora y las tablets para estar bien comunicados hasta cinco minutos antes de cerrar los ojos, pero esa luminosidad hace que se active el cerebro, de ahí que se tiene que revertir muchos de los estímulos en donde antes de dormir se deben desconectar dos horas antes del internet”, sentenció.

Reiteró que de las enfermedades más comunes que afectan el sueño es el insomnio, él roncar y la otra es la apnea del sueño.

“Si el trabajo es sumamente exigente en los horarios, tiene que hacer ciertas correcciones en su trabajo, es cuestión de límites, ya que el no descansar el cuerpo no va a pasar por todos los cambios que debe tener en el sueño nocturno y se desintoxique y el cerebro descanse, asimismo la tensión arterial se regularice”, enfatizó.

La especialista en trastornos del sueño de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) enfatizó los niños duermen de 18 a 20 horas, los adultos mayores de cinco a seis horas, en donde las modificaciones que sufren las personas en cuanto al sueño tiene que ver con el desarrollo neurológico y físico.

Subrayó que en promedio un adulto debe dormir ocho horas, en donde el sueño sea profundo y que no sé fragmente por ningún estímulo externo.

“Por lo anterior la habitación debe ser oscura, con temperatura templada, no debe tener factores luminosos ni de ruido”, sentenció.

Caleco Torres mencionó que antes de ir a dormir no se deben consumir alimentos ricos en grasa y abundante, lo mismo para el alcohol y el café ni las bebidas energéticas o el tabaco.

Indicó que el ejercicio intenso antes de dormir de igual manera afecta el sueño, debido a que la adrenalina va estar alta, por tanto, es recomendable que se practique antes de las 18:00 horas o por la mañana.

Las personas deben exponerse de manera adecuada al sol, en donde pueden hacer una caminata en las mañanas entre las 10:00 y 12:00 horas, no mayor de 30 minutos a fin de mejorar la secreción de melatonina, apuntó.

Alertó que todo esto influye en los menores, en donde muchos de los padres se llevan el trabajo de la oficina a la casa y están en la recámara revisando pendientes con la luz prendida eso afecta a los hijos al percibir la luz y los ruidos.

La catedrática de la Facultad de Medicina de la UPAEP recomendó que a los menores se les debe acostumbrar a un ritual para dormir, como es contarles un cuento, bañarse y ponerles la pijama, acostarlos y apagarles la luz.

Explicó que la apnea del sueño tiene tres características como es el ronquido que puede ser de diferente intensidad, la otra es la obstrucción de la vía respiratoria y la tercera es la falta de oxigenación generalizada por la obstrucción.

Agregó que de acuerdo a estadísticas en Estados Unidos de un 100 por ciento de pacientes que roncan y que tienen obesidad, un 80 por ciento tienen apnea del sueño en algún grado de severidad y que sí puede llegar a provocar la muerte.

Comentarios

comentarios