Eliminan en Arizona colegiaturas baratas para estudiantes indocumentados

2

Phoenix, 20 Jun.- La Corte de Apelaciones de Arizona dictaminó hoy que los jóvenes indocumentados protegidos por el Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) no son elegibles para pagar bajas colegiaturas como el resto de los residentes de la entidad.

La corte determinó como “incorrecta” la decisión de un juez estatal que en 2015 estableció que los estudiantes indocumentados conocidos como “dreamers”, podían ser considerados legalmente presentes en Estados Unidos y por lo tanto calificar para el beneficio de recibir colegiaturas baratas, reservadas para los residentes en el estado.

El juez Kenton Jones, magistrado presidente de la Corte de Apelaciones, escribió que en la opinión de la mayoría el programa DACA no confiere el estatus de residente legal en Estados Unidos.

Jones señalo que la ley federal de inmigración permite a cada estado el decidir los beneficios opcionales para los beneficiarios de DACA y que la ley de Arizona impide el otorgarles a estos las colegiaturas de residentes.

La ley, votada en 2006 como Proposición 300, prohíbe los beneficios públicos para cualquier persona que viva en Arizona sin estatus migratorio legal.

“En consecuencia, concluimos que los beneficiarios de la DACA no son automáticamente elegibles para los beneficios de colegiaturas de residentes en el estado”, indicó Jones.

La decisión de la Corte coloca a Arizona en la dirección contraria a la que han seguido otras entidades en el país, incluyendo estados republicanos como Oklahoma, Texas, Tennessee y Nebraska, que han otorgado colegiaturas baratas de residentes en el estado a los inmigrantes indocumentados.

Tennessee se convirtió recientemente en el estado numero 21 en conceder matriculas de residente a los estudiantes indocumentados, luego que los legisladores republicanos y demócratas acordaran que no tenía sentido castigar a los estudiantes traídos ilegalmente a Estados Unidos por sus padres.

Los jóvenes indocumentados beneficiarios de DACA habían tenido desde 2015 acceso a colegiaturas como residentes en el estado en las tres universidades publicas de Arizona, incluyendo la Universidad Estatal de Arizona, la Universidad de Arizona y la Universidad del Norte de Arizona.

Las colegiaturas son sustancialmente menores a las que pagan los estudiantes no residentes. Por ejemplo, la colegiatura en la Universidad Estatal de Arizona (ASU) para un estudiante de tiempo completo es de 10 mil 640 dólares al año en comparación con los 26 mil 400 dólares para los estudiantes no residentes.

“Todo esto es odio”, dijo Karina Ruiz, presidenta de la Arizona Dream Act Coalition, un grupo que aboga por los estudiantes indocumentados. “No hay nada más. No hay ninguna razón para que el estado esté luchando contra estudiantes que quieren recibir educación. Esto está mal”, señaló.

Ruiz dijo que teme que muchos estudiantes de DACA se verán obligados a abandonar los colegios comunitarios o las universidades estatales si el gobierno se impone y se ven obligados a pagar las colegiaturas como si no fueran residentes del estado.

La activista indicó que su organización está explorando opciones legales para revocar el fallo de la Corte de Apelaciones para que los estudiantes con DACA puedan continuar pagando la matrícula en el estado en lugar de pagar los altos costos de las colegiaturas para los no residentes.

Comments

comments