Abogan en EUA por veteranos de guerra mexicanos deportados

2

Por José López Zamorano. Corresponsal

Washington, 20 Jun.- La bancada hispana de la Cámara de Representantes de Estados Unidos abogó hoy por los veteranos de guerra mexicanos que han sido deportados, a pesar de ser residentes legales permanentes en este país.

Al cabo de una visita a un albergue de deportados en Tijuana, México, el Consejo Legislativo Hispano (CRC) pidió un “encuentro urgente” con el secretario del Departamento de Asuntos de Veteranos, David Shulkin para buscar medidas que permitan detener la deportación de los veteranos.

“Esperamos su pronta respuesta a esta petición de una reunión urgente”, señaló la misiva firmada por la presidenta del CHC, Michelle Lujan Grisham, Joaquín Castro, Rubén Gallegos, Pete Aguilar y Adriano Espaillat, todos demócratas.

Los legisladores viajaron a la ciudad de Tijuana el pasado 3 de junio donde se reunieron con veteranos mexicanos deportados, muchos de los cuales viven en albergues públicos por no tener familiares en México.

Aunque los residentes legales permanentes tienen facilidades para naturalizarse a su regreso de sus misiones de combate, muchos desconocen que no se trata de un proceso automático. La ciudadanía estadunidense los blinda contra las deportaciones.

Entre los veteranos de guerra mexicanos albergados en Tijuana figuran algunos que pelearon en Afganistán, mientras que otros lo hicieron durante las guerras de Irak e incluso Vietnam.

Sin embrago, no existen estadísticas oficiales del número total de veteranos de guerra deportados, aunque algunas organizaciones independientes estiman que la cifra podría ser superior a las tres mil personas.

En su carta, los legisladores explicaron al secretario Shulkin que uno de los problemas más serios que enfrentan los veteranos de guerra deportados es el acceso a la salud.

Aunque algunos de los veteranos califican para los servicios médicos que ofrece el Departamento de Veteranos, su situación migratoria no les permite el acceso a sus instalaciones en Estados Unidos.

“Para evitar futuras deportaciones, es crítico que discutamos las medidas que el Departamento de Veteranos pueda tomar para mejorar la información y el alcance a los veteranos sobre la elegibilidad para la ciudadanía y para facilitar el proceso”, señalaron los legisladores.

El CHC desea además buscar mecanismos de apoyo inmediato a los veteranos fuera de Estados Unidos.

De acuerdo con cifras oficiales, más de 10 mil residentes legales permanentes sirven en este momento en las fuerzas armadas de Estados Unidos, y otros 11 mil 500 se encuentran en las filas de las reservas militares.

Comentarios

comentarios